La Gloria de Dios

Pastor José Mazurett

Filipenses 2:14-15 “ Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin manchas en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo”
Cuando Moisés fue llamado por Dios en el desierto, Dios le dijo: “Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, de Isaac y Jacob, y Moisés cubrió su rostro porque tuvo miedo de mirar a Dios”. El deseo de una señal de lo alto siempre ha estado en el pueblo de Dios. Creemos que nuestra fe sería más robusta si el Señor se manifestara más seguido en nuestras vidas. Pero lo que nos sustenta, no son las señales, sino, la comunión íntima con el Padre. El verso de hoy nos muestra que el mundo desea ver en nosotros algo del reflejo de Dios, su bondad, su gracia, su capacidad de perdonar y su amor.
Señor amado, muchas gracias por la revelación de tu Palabra que nos muestra tu poder, autoridad y gloria. Permita Señor que podamos ser espejos que reflejen su señorío y grandeza, especialmente en nuestro entorno cercano y, líbranos del mal
Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita: seguir “Creando Puentes” que reflejen su gloria.