Un encuentro con Dios

Pastor José Mazurett

Éxodo 19:3-5 Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

Dios nos invita a que él sea nuestra prioridad en cada situación de nuestra vida. Una vez salido de Egipto el pueblo de Israel se unen en el monte Sinaí, y Dios le pide 4 cosas que debían hacer: Que estuvieran dispuestos a obedecer. Que fueran sensibles para escuchar su voz. Qué consagren su corazón, y eso implicaba vestidos limpios, nada sucio y, que muestren un profundo respeto ante su presencia. Vivimos días en que Dios es visto superficialmente. Su palabra determina los cimientos para la comunicación y establece límites a su pueblo, como su creador, Santo y exaltado, y dirige nuestras vidas.

Dios eterno, muchas gracias por permitirnos tener comunicación con Ud; confesamos que no es fácil obedecer su Palabra y consagrarnos en su presencia. Pero alabamos su nombre porque es su Santo Espíritu el que nos permite obedecer sus mandamientos.

Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de comunión con nuestro Dios.