Adoración sanadora

Pastor José Mazurett

Salmo 37:4-5 “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, confía en él; y él hará”

Los Salmos son hermosos poemas de oración y un himnario usado por generaciones. Es un libro dirigido al hombre como palabra inspirada de Dios; en ellos aparecen todas las facetas del ser humano; lo que podemos o no podemos decirle a Dios. Encontramos mensajes para cada situación que enfrentamos; por ejemplo el Salmo 1 habla de un hombre bienaventurado que se aferra a la palabra de Dios; mientras que el Salmo 37, que citamos hoy, describe la aparente progresión del mal pero la invitación es, confiemos en Dios; Él dirige nuestro caminar y nos cuida en toda situación. Nuestro Padre es bondadoso, nos prospera, hace justicia, nos brinda paz, provee nuestras necesidades y nos levanta cuando caemos.

Dios amado, muchas gracias por tus maravillosas promesas de cuidado, protección, amparo y fortaleza, que nos mueven a la gratitud y adoración, por su admirable grandeza.
Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de sanadora adoración al Padre.