Amor inagotable

Pastor José Mazurett

Salmo 13:5-6 “Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu salvación.
Cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien”.

El salmista declara que si llevamos nuestras preocupaciones al trono de la gracia, podemos descansar confiadamente en su misericordia. Sin embargo ese paso de confianza suena muy sencillo, porque muchas veces es lo que más nos cuesta practicar. La invitación de Dios es a abandonar toda acción que podamos hacer y, rendirnos al cuidado de su amor inagotable; parece tan difícil pensar en algo que no se agote, porque casi todas las cosas que nos ayudan a sentirnos mejor se agotan en el corto o largo plazo. Pero la buena noticia es que el amor de Dios no es así y además no tiene condiciones, ¡es inagotable!

Señor, reconocemos que no siempre descansamos en su cuidado y que buscamos soluciones con nuestras propias fuerzas. Muchas gracias por su amor inagotable que nunca falla y nos hace bien, aunque las circunstancias sean extremas o nuestra fe sea débil, Ud nos sostiene.

Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de confianza en su amor inagotable.